Seminario de Tai Chi-Chi Kung para la salud en CELAYA-GUANAJUATO.

Seminario de Tai Chi-Chi Kung para la Salud en CELAYA 

abanicoo tai-chi-agua

! Anímate a participar en el Seminario de Tai Chi – Chi Kung en Celaya-Guanajuato !

Habrá sesión de Tai-Chi Chi-Kung en el Agua (Sábado) y veremos la forma de Abanico (Domingo). 

Fecha: Sábado 17 y domingo 18 de Diciembre 2016

Lugar: Acuática y Danza. Av. Irrigación 550, Gobernadores, 38035 Celaya, Gto.

Imparte: Rodrigo García Sheng, Director Club Loto Blanco

OrganizaProfesora Lilia Saavedra en Aquatica y Danza. 

Informes a teléfonos: En Celaya (461) 1750707 y  6087249/ En Ciudad de México: 5529211492

 

! Inscripciones Abiertas !

Únete a nuestra Familia en el Buen Fin!

¡¡¡Nos sumamos a las rebajas del #BuenFin!!!

buen-fin

Paga tu anualidad del 17 al 25 de noviembre y te regalamos:

  1. Tu inscripción como miembro del Templo Shaolin de México A. C.

  2. Un par de tenis feiyue para entrenar

  3. Una playera de Club Loto Blanco

¡¡¡A partir del 18 de noviembre de 2016 aceptaremos pago con tarjeta!!!

Aplica promoción para todas las Sedes Club Loto Blanco

¡¡¡Aprovecha esta oportunidad!!!

Reseña del Seminario con Shi Yan Ming 2016

Este año tenemos el gusto de presentar la reseña  del Retiro con Sifu Shi Yan Ming por:

 Felipe Pérez Santiago. 

lotosifu2016

No los voy a aburrir con historias personales de mi descubrimiento del Kung Fu Shaolin o de la cantidad de increíbles beneficios y cambios que ha brindado a mi vida; les voy platicar del Retiro de Sifu Shi Yan Ming, a quien tuve el honor de conocer en una clase que tome en el USA Shaolin Temple de Nueva York el año pasado.

Salimos el jueves por la tarde en mi auto con varios compañeros de clase para llegar al hermoso monasterio Benedictino donde se lleva a cabo el retiro. Ya el lugar es mágico; enormes áreas verdes y una paz y tranquilidad que inspiran a uno a la meditación y a adentrarse en todo lo que nos esperaba. Siendo mi primer retiro, estaba yo muy curioso y preguntando sobre logística, horarios, equipamiento, etc., a lo que varios de mis compañeros y mis Shi Xiongs simplemente respondieron, “tú déjate llevar”.

Primero vimos una exhibición por parte de los alumnos de Club Loto Blanco y el Templo Shaolin de México mostrando sus capacidades a Sifu. ¡Realmente espectacular! Me emociona pensar que algún día pueda yo formar parte de dicha exhibición. Luego a cenar y a dormir para empezar al día siguiente a las 5.30 de la mañana el entrenamiento al que mis Shi Xiongs se refirieron –de manera musical y muy acertada- como “llorarás y llorarás…”

5.30 am, suena un gong y una especie de sirena por todos los cuartos, me despierto como mpulsado por un resorte y me alisto en 5 minutos para no llegar tarde al punto de reunión. Ahí nos esperaba el Mtro. Sheng, Shi Xiong Eilyf  y todos los asistentes con cara de dormidos pero animados por la emoción de empezar el primer entrenamiento del día.

Una vez hecho el saludo de siempre nos dividieron en grupos de Kung Fu y Tai Chi y decidí entrar al de Kung Fu. Efectivamente comprendí por qué era famoso ese entrenamiento. Hora y media de excesivo acondicionamiento físico incluyendo nuestros queridos “animales” en una cuesta de aproximadamente 200 metros de concreto rocoso que mis manos aún me reclaman, y carreras, brincos, planchas, y abdominales al más puro estilo militar poniendo al límite nuestra resistencia. He de confesar que me encantó este entrenamiento y aunque terminé agotado y tremendamente adolorido, decidí tomarlo por los dos días restantes. More Chi! y que viva el masoquismo.

Ducha, desayuno y convivencia, y a las 10am empezaba la clase comunal de Tai Chi con Sifu. He de decir que no le he entrado mucho al Tai Chi por lo que me quedé con el grupo de principiantes, sin embargo la manera en que Sifu nos guió durante los tres días fue un verdadero descubrimiento para mí. Creo que empiezo a entender la maravilla del Tai Chi y agradezco enormemente esas tres horas diarias bajo el inclemente sol Morelense.

Comida, convivencia y un pequeño descanso en el pasto, y a las 4pm empezaba la clase de Kung Fu con Sifu. ¡Finalmente! ¡La clase que tanto había esperado! Además de hacer algunas de las posturas básicas nos enseñó la “Forma de Dragón” y la “Forma de Tigre”, era realmente impresionante ver los movimientos realizados por él y la energía que nos contagiaba para seguirlo. Dos horas de intensa actividad física y concentración para poder aprender la forma, para luego terminar todos sentados alrededor de él escuchando relatos sobre Budismo, el Templo Shaolin y la historia de China.

Cena (y sus respectivos Juegos del Hambre), convivencia y clase de repaso para posteriormente ir a dormir y empezar de nuevo a las 5.30 de la mañana, repitiendo este esquema por dos jornadas más.

Tres días de intensidad, meditación, aprendizaje, diversión y mucho dolor físico, tres días de conocerme a mí mismo y explorar y superar mis límites, tres días de tener la oportunidad de acercarme más a mis compañeros, a mis maestros y de conocer gente nueva y compartir nuestras experiencias, y por supuesto, tres días de estar cerca de uno de los más grandes exponentes de esta filosofía y disciplina a nivel mundial. La experiencia es realmente única y no puedo más que agradecer la oportunidad de haber sido parte de ella, recomendarla a todos los interesados en este tipo de artes, y por supuesto esperar al año siguiente para repetirla.

¡Amitabha!

sifutaichi